Los colombianos olvidamos con facilidad que la vida es sagrada

Nuestro país cuenta su historia desde la sangre que recorre sus ríos, mares, campos, poblaciones y selvas. Más de sesenta años en una guerra que se niega a desarraigarse de sus tierras, que nace en la pasión que caracteriza a sus nacionales, la cual en muchos casos los impulsa a ser los mejores artistas, escritores, científicos o deportistas; pero que envenena el alma de otros, a punto de llevarlos a matar o ser asesinados por una ideología.

Los muertos colombianos se cuentan por cientos de miles, por millones. Y en este contexto, los vivos no nos hemos percatado de su existencia. Ya estamos tan acostumbrados a ellos, que cuando las noticias reseñan un asesinato más, una víctima que deja hijos en condición de huerfandad, hogares destruidos o el dolor de la pérdida de un ser querido profundo en el alma, miramos hacia otro lado y asumimos que nada ha pasado. La indiferencia de la cotidianidad ha permeado tanto nuestros corazones, que los ha endurecido, enfriando el amor que debería despertar en nosotros como mínimo la empatía y solidaridad con quienes lloran a sus muertos. Ni siquiera las comunidades de fe nos hemos salvado de este fenómeno.Leer más »

Anuncios

¿Por aspersión o por inmersión?

Mientras los teólogos siguen la disputa sobre cómo es el bautismo, que si por aspersión o inmersión, que si en el nombre de Jesús o del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; que si de bebés, niños o en la adultez; que si con agua bendita, en la piscina o en el río… Una famila en un pueblo apartado en medio de la geografía colombiana trae a su pequeño ante al bautisterio.

Son pobres como sus vecinos y como los millones de campesinos que viven sus vidas en los lugares más apartados del pais, pero quienes no esperaban que mientras recogían la cosecha de mangos de la pasada temporada, un zancudo les contagiara la nueva enfermedad.Leer más »

¿Votar por Petro me puede llevar al infierno?

Imagen: Pulzo.com

Las épocas electorales tienden a convertirse en verdaderos campos de batalla ideológicos y verbales en los que diferentes posturas se encuentran para dar a luz debates interminables sobre la pertinencia de uno u otro candidato. En este escenario se encuentra el actual proceso electoral colombiano, en el que se elige al próximo presidente de la República.

Por la importancia del cargo ejecutivo, las pasiones y desacuerdos cada vez se encienden más y más, y tanto temores como esperanzas de cara al futuro, forman una especie de sopa en las que se mezclan incertidumbres y certezas. Es en medio de esta discusión social en la que la indignación tiende a asomarse por las mentes de algunos cristianos que no pueden entender cómo otros cristianos lleguen a votar por un candidato como Gustavo Petro.Leer más »

Voto cristiano 2018: Los mismos resultados de siempre – Análisis

Opinión. Termina otra jornada electoral legislativa en Colombia y el panorama comienza a despejarse para revelar las posibilidades reales de los diferentes actores políticos del país de cara a las próximas elecciones presidenciales. En medio de dicho panorama, se encuentra el sector cristiano y evangélico, el cual puede ser determinante en la siguiente contienda popular.

Esta jornada ha sido marcada por un sinnúmero de particularidades que bien valen la pena tener en cuenta, las cuales se habría pensado fueran determinantes al momento de los resultados de los comicios, sobre todo, para el sector religioso colombiano. Esta pasará a la historia como la primera jornada de elección popular en la que uno de los protagonistas armados del país, la guerrilla de las Farc, ya no se encontraba vigente ejerciendo su violencia, sino que participó activamente, habiendo postulado sus candidatos legalmente a las diferentes Corporaciones.Leer más »

Respuesta a la columna de David Gaitán por Jafeth Paz Rentería – Opinión

Otros Autores. Celebro que la columna de opinión titulada “¿Cómo les creemos a los partidos y candidatos evangélicos?” presente un escenario de autocrítica constructiva del quehacer político del sector cristiano. Esto es importante porque en algunos ámbitos el espacio deliberativo no tiene ninguna posibilidad, puesto que muchos liderazgos “cristianos” han construido sus discursos desde la lógica de un autoritarismo que se confunde con autoridad.Leer más »

¿Cómo les creemos a los partidos y candidatos evangélicos?

Opinión. Acabo de ver un conmovedor video publicitario de un colectivo evangélico, el cual busca presentar sus candidatos al Senado y Cámara en la contienda electoral del próximo 11 de Marzo en Colombia. Una iniciativa que tiene, por supuesto, sus afiliados, pero también sus detractores. Una vez concluyó la pieza audiovisual, una sola pregunta abordó mi mente, ¿Cómo les podemos creer? Y es este un interrogante abierto, el cual ojalá las cabezas de listas o los candidatos más opcionados a ser elegidos, pudieran responder.

Hace unos días atrás, un cercano amigo, profesor y líder de opinión expresó que se sentía curiosamente atraído por la diversidad de propuestas de los candidatos cristianos hoy, las cuales han tomado distancia de la ya usual defensa de la familia y políticas sobre reproducción y salud sexual. Su observación, oportuna, da testimonio de los escenarios en los que estos políticos quieren incursionar con sus propuestas, las cuales encontré en el video antes mencionado.Leer más »

El evangelio que salva a una nación – Opinión

Otros Autores. Arribé a Medellín un domingo, de eso hace apenas seis días. El contraste entre esta ciudad con aquella que dejé es notable en cuanto llegas: Edificios altos, muy altos, montañas todavía más altas, un cielo que despejado no asegura calor y que nublado no garantiza la lluvia, eso fue para mí la capital de la montaña apenas llegué.

Yo, en cambio, dejé una ciudad pequeña, reducida a no más de dos docenas de edificios, con un cielo que, despejado o no, garantiza sol, sequía, calor.Leer más »

Bienvenido a Colombia Francisco

Opinión. Al Papa de Roma se lo puede amar, se lo puede odiar, pero difícilmente se lo puede ignorar. Y no es para menos, la particularidad de su condición  lo hace un personaje no solo influyente a nivel mundial, sino que además interesante para millones de ojos que están activamente atentos a lo que pase con él. Así, el Cardenal Bergoglio se convirtió en el primero. Primer Papa Francisco, primer argentino que ocupa la silla de San Pedro, por consecuencia primer latinoamericano, primer Jesuita y sin duda, uno de los más polémicos jerarcas de la iglesia Católica romana.Leer más »

Se resquebraja ‘Gran Pacto evangélico con miras a elecciones 2018’ en Colombia

Foto tomada de Twitter / @Cedecol

Con mucho ánimo, y tras la victoria del “No” en el plebiscito que buscaba refrendar los acuerdos de Paz con la guerrilla más vieja de América Latina, las FARC; varios sectores evangélicos del país comenzaron una disciplinada estrategia de cara a las elecciones presidenciales y parlamentarias del año 2018, con el fin de consolidar su fuerza política en Colombia.

Dicho ánimo se respiraba en aquellos círculos que se adjudicaban la victoria de “No”, gracias a la influencia de la iglesia evangélica. Diversos medios de comunicación, tanto de la gran prensa, como alternativos, reseñaron la importancia del ‘voto cristiano’ en el resultado final del plebiscito; y aunque varias denominaciones históricas y otras congregaciones cristianas se distanciaron de dicha campaña en contra de los diálogos en la Habana, la verdad es que la unidad de muchas denominaciones a lo largo y ancho del territorio nacional, hicieron oír sus voces  de descontento en las urnas.Leer más »

Crónica del prematuro amor eterno

david-gaitanEl denso silencio fue interrumpido abruptamente por el enérgico llamado que al pasar de las horas fue vencido en la batalla, una en la que era imposible obtener la victoria.

– Mamá, mamá – se oía en los pasillos alumbrados por una luz intermitente, de esas que es característica en los hospitales que han descuidado sus bombillos de neón blancos; – mamá dónde estás, ¿por qué no vienes? – insistía la aguda y grave vocecita. Paradójico, como los enigmas de la vida, o de la muerte; como los del bien y del mal, como la de una voz aguda pero grave, pues dicha gravedad no estaba en el sonido que se producía en la enferma garganta, sino por el avanzado grado de tal enfermedad.Leer más »