Cuando el amor se enfría por causa de la fe

Palabra dura es esta

“Es que el índice de muertes es ínfimo en comparación a una gripa normal”. Aunque pueda ser cierta, expresar este tipo de conclusiones para argumentar políticas de muerte corresponde a personas que no valoran la vida, no les importa el sufrimiento humano y en realidad no comprenden que una, aunque sea una vida humana, es valiosa y hay que luchar por preservarla.

Muchos de quienes esbozan estos argumentos, se autodenominan “pro vida” y lamentablemente, pertenecen a grupos religiosos cristianos (desde católicos, hasta protestantes y evangélicos). Pero, ¿de dónde han heredado este tipo de creencias y actitudes?

Seguramente de muchas fuentes han bebido, pero una de las más importantes, es sin duda alguna el dogma. Ese que dice que hay salvación después de la muerte, allá en el cielo de calles de oro y mar de cristal; entonces, como en el más allá hay toda una vida eterna para disfrutar, la de aquí y ahora pierde valor, pues se sobrepone “la vida espiritual” y entonces es más grave matar el espíritu que matar el cuerpo.Leer más »

Hollman Morris, ¿Lealtades en Conflicto?

Opinión | “Una injusticia en cualquier lugar es injusticia en todo lugar”, dicen que dijo un sabio para ilustrar el alcance universal de las luchas sociales a favor de la justicia y la equidad. Es por eso que resulta imperativa la solidaridad a lo largo y ancho de todo el espectro de los diversos frentes de movilización. Quienes defienden un páramo en lo alto de la cordillera se hermanan con quienes, a 1000 km. de distancia forman un comité vecinal para enfrentarse a una multinacional que busca apoderarse de los servicios de acueducto, quienes a su vez no permanecen impasibles y se emocionan con la marea de pañuelos verdes de las mujeres de un país lejano cuya lucha por hacer valer sus derechos reproductivos la sienten como propia, mujeres que se apropian de una etiqueta al estilo #metoo, así se exprese en otro idioma, por cuanto ese respeto es también el de ellas, proponentes de etiquetas que llevan generaciones respaldando la resistencia de un pueblo sin Estado que sigue perdiendo tierra a manos de la colonización ampliamente condenada de otro Estado de reciente creación ahora empeñado en hacer desaparecer a ese pueblo aborigen… y así se teje una cadena de solidaridades que bien puede darle la vuelta al globo terráqueo más de una vez.Leer más »

Network Marketing, ¿la religión del Siglo XXI?

La expectativa era evidente en los rostros de quienes portaban una calcomanía blanca con su nombre escrito a mano en ella. Este día, como todos los jueves, la Casa España en Bogotá era la anfitriona de una reunión en la que se congregaron al menos unas trescientas personas que para el ingreso debían, o portar su nombre visible como el mío, o depositar un papel color negro en una bolsa de tela que uno de los ayudantes del equipo sostenía en la entrada al recinto.

Las sillas perfectamente ubicadas, la tarima, la pantalla grande y la música a ritmo de rock suave a un bajo volumen, ambientaban a los congregados, quienes al ingresar, se saludaban afectivamente y con grandes sonrisas en el rostro. Al haber aportado el nombre de mi anfitriona y el mío en un listado de registro, se me asignó mi calcomanía, con la cual se me dirigió hacia un lugar privilegiado en el auditorio. Presumiblemente para que no perdiera ningún aspecto de la información que se me brindaría esa noche.Leer más »

Los colombianos olvidamos con facilidad que la vida es sagrada

Nuestro país cuenta su historia desde la sangre que recorre sus ríos, mares, campos, poblaciones y selvas. Más de sesenta años en una guerra que se niega a desarraigarse de sus tierras, que nace en la pasión que caracteriza a sus nacionales, la cual en muchos casos los impulsa a ser los mejores artistas, escritores, científicos o deportistas; pero que envenena el alma de otros, a punto de llevarlos a matar o ser asesinados por una ideología.

Los muertos colombianos se cuentan por cientos de miles, por millones. Y en este contexto, los vivos no nos hemos percatado de su existencia. Ya estamos tan acostumbrados a ellos, que cuando las noticias reseñan un asesinato más, una víctima que deja hijos en condición de huerfandad, hogares destruidos o el dolor de la pérdida de un ser querido profundo en el alma, miramos hacia otro lado y asumimos que nada ha pasado. La indiferencia de la cotidianidad ha permeado tanto nuestros corazones, que los ha endurecido, enfriando el amor que debería despertar en nosotros como mínimo la empatía y solidaridad con quienes lloran a sus muertos. Ni siquiera las comunidades de fe nos hemos salvado de este fenómeno.Leer más »

Voto cristiano 2018: Los mismos resultados de siempre – Análisis

Opinión. Termina otra jornada electoral legislativa en Colombia y el panorama comienza a despejarse para revelar las posibilidades reales de los diferentes actores políticos del país de cara a las próximas elecciones presidenciales. En medio de dicho panorama, se encuentra el sector cristiano y evangélico, el cual puede ser determinante en la siguiente contienda popular.

Esta jornada ha sido marcada por un sinnúmero de particularidades que bien valen la pena tener en cuenta, las cuales se habría pensado fueran determinantes al momento de los resultados de los comicios, sobre todo, para el sector religioso colombiano. Esta pasará a la historia como la primera jornada de elección popular en la que uno de los protagonistas armados del país, la guerrilla de las Farc, ya no se encontraba vigente ejerciendo su violencia, sino que participó activamente, habiendo postulado sus candidatos legalmente a las diferentes Corporaciones.Leer más »

Respuesta a la columna de David Gaitán por Jafeth Paz Rentería – Opinión

Otros Autores. Celebro que la columna de opinión titulada “¿Cómo les creemos a los partidos y candidatos evangélicos?” presente un escenario de autocrítica constructiva del quehacer político del sector cristiano. Esto es importante porque en algunos ámbitos el espacio deliberativo no tiene ninguna posibilidad, puesto que muchos liderazgos “cristianos” han construido sus discursos desde la lógica de un autoritarismo que se confunde con autoridad.Leer más »

Caricaturas con tinte teológico, conociendo a Teografías Digitales – Entrevista

Sin duda alguna las redes sociales se han convertido en medios de comunicación, que si bien es cierto, en algunos casos han permitido que literales estupideces se viralicen, en otros, han permitido que ideas verdaderamente valiosas encuentren la manera de difundirse en públicos cada vez más ávidos de información. Como este último, es el caso de Teografías Digitales, un verdadero fenómeno de reflexión y crítica al ejercicio eclesiástico y teológico latinoamericano.Leer más »

¿Cómo les creemos a los partidos y candidatos evangélicos?

Opinión. Acabo de ver un conmovedor video publicitario de un colectivo evangélico, el cual busca presentar sus candidatos al Senado y Cámara en la contienda electoral del próximo 11 de Marzo en Colombia. Una iniciativa que tiene, por supuesto, sus afiliados, pero también sus detractores. Una vez concluyó la pieza audiovisual, una sola pregunta abordó mi mente, ¿Cómo les podemos creer? Y es este un interrogante abierto, el cual ojalá las cabezas de listas o los candidatos más opcionados a ser elegidos, pudieran responder.

Hace unos días atrás, un cercano amigo, profesor y líder de opinión expresó que se sentía curiosamente atraído por la diversidad de propuestas de los candidatos cristianos hoy, las cuales han tomado distancia de la ya usual defensa de la familia y políticas sobre reproducción y salud sexual. Su observación, oportuna, da testimonio de los escenarios en los que estos políticos quieren incursionar con sus propuestas, las cuales encontré en el video antes mencionado.Leer más »

El evangelio que salva a una nación – Opinión

Otros Autores. Arribé a Medellín un domingo, de eso hace apenas seis días. El contraste entre esta ciudad con aquella que dejé es notable en cuanto llegas: Edificios altos, muy altos, montañas todavía más altas, un cielo que despejado no asegura calor y que nublado no garantiza la lluvia, eso fue para mí la capital de la montaña apenas llegué.

Yo, en cambio, dejé una ciudad pequeña, reducida a no más de dos docenas de edificios, con un cielo que, despejado o no, garantiza sol, sequía, calor.Leer más »

“El Evangelio perdido de Jesús”, Ulises Oyarzún – Reseña

“Les presento El Evangelio Perdido de Jesús, menos mal que yo lo encontré”, palabras más, palabras menos, recuerdo haber leído del autor de este libro, con el humor que siempre lo caracteriza. Un aspecto protagonista en la vida y discurso de Ulises Oyarzún, un inquieto teólogo chileno, ahora pastor en la ciudad de Monterrey, México.

Después de leer su obra, quise tomarme algunos momentos para pensarla y poder compartir con mis lectores ciertas impresiones al respecto. Pero particularmente se me dificulta separar el libro de su autor, por eso la referencia al humor de Ulises, el cual, yo diría, está presente por lo menos el ochenta por ciento de su vida.

Y esto tiene que ver con cierta inconformidad que experimentaba cada vez que lo veía en algún escenario evangélico contando chistes, disfrazado de Biblia o haciendo algún stand up comedy. No quisiera ser malinterpretado; esto no quiere decir que personalmente condene cualquier tipo de expresiones culturales o humorísticas en escenarios litúrgicos y eclesiásticos. No, al contrario. A mí me gusta que se den estos espacios dentro del quehacer teológico y de fe; más bien esta molestia se presentaba porque en mi mente golpeaba la pregunta, ¿Qué está haciendo este tipo tan brillante ahí, contando chistecitos, cuando lo que tiene para decir es exponencialmente más interesante?Leer más »