Se resquebraja ‘Gran Pacto evangélico con miras a elecciones 2018’ en Colombia

Foto tomada de Twitter / @Cedecol

Con mucho ánimo, y tras la victoria del “No” en el plebiscito que buscaba refrendar los acuerdos de Paz con la guerrilla más vieja de América Latina, las FARC; varios sectores evangélicos del país comenzaron una disciplinada estrategia de cara a las elecciones presidenciales y parlamentarias del año 2018, con el fin de consolidar su fuerza política en Colombia.

Dicho ánimo se respiraba en aquellos círculos que se adjudicaban la victoria de “No”, gracias a la influencia de la iglesia evangélica. Diversos medios de comunicación, tanto de la gran prensa, como alternativos, reseñaron la importancia del ‘voto cristiano’ en el resultado final del plebiscito; y aunque varias denominaciones históricas y otras congregaciones cristianas se distanciaron de dicha campaña en contra de los diálogos en la Habana, la verdad es que la unidad de muchas denominaciones a lo largo y ancho del territorio nacional, hicieron oír sus voces  de descontento en las urnas.

Pero este no sería el único triunfo de la comunidad evangélica de derecha en el país. El impulso del denominado ‘referendo por papá y mamá’, que se logró presentar ante el Congreso de la República con más  de dos millones de firmas que lo respaldaban y que buscaba frenar la legalización de la adopción de menores por parejas del mismo sexo en Colombia, fue un fenómeno que contó con la atención completa, tanto de los medios de comunicación, como de los líderes de opinión y la sociedad civil colombiana, quienes protagonizaron un acalorado debate público sobre las políticas nacionales y la influencia de la iglesia cristiana en medio del Estado laico.

Y aunque dicha iniciativa popular, liderada por la Senadora Viviane Morales y su esposo Carlos Lucio fue hundida en el legislativo; el espíritu de victoria se paseaba en medio de cientos de iglesias en el país, quienes veían en las firmas, marchas de apoyo y presencia en redes sociales, una completa victoria de la que otrora sería una muda minoría, pero que ahora daba pasos de gigante.

Con estos temas en la agenda, surgieron varias reuniones ‘de alto nivel’ eclesiástico en Bogotá. Personajes como Claudia de Castellanos, figura política del G12; Eduardo Cañas Estrada, pastor de la Iglesia Cristiana Manantial y la cadena radial Vida; Jhon Milton Rodríguez, pastor de la iglesia Misión Paz a las Naciones, una de las más numerosas de la ciudad de Cali; el pastor Miguel Arrázola, de la iglesia Rios de Vida en Cartagena; Ricardo Arias Mora, ex director del Fondo Nacional de Ahorro y presidente del partido cristiano Libres; Héctor Pardo, pastor de la iglesia Tabernáculo de la Fe en Bogotá, entre otros líderes evangélicos, comenzaron a liderar encuentros para convencer a sus seguidores que era necesario formar un frente común con miras a las elecciones presidenciales y legislativas del 2018.

En algunas de dichas reuniones también hicieron presencia la Senadora por el Partido Liberal Viviane Morales, el pastor de Centro Misionero Bethesda, David Gómez; el presidente de la Confederación de organizaciones evangélicas en Colombia (Cedecol), Edgar Castaño; el youtuber Oswaldo Ortiz, el ex senador Victor Velasquez, el Concejal de Bogotá Marco Fidel Ramírez, la Diputada de Santander Ángela Hernández, el ex Senador José María Villanueva y otras figuras de la política evangélica nacional.

Aunque en un principio no se había establecido que se designara un nombre que representara al cristianismo evangélico en unidad para las presidenciales del próximo año, sí se habría estado trabajando en dicha unidad, a través de las reflexiones bíblicas y el discurso de los líderes en medio de las emotivas concentraciones. El lema se respiraba por todos lados que enviaba el mensaje, unidos somos más fuertes, unidos podremos.

Pero las intenciones duraron poco, repitiendo la historia de los intentos políticos del pasado en medio de los evangélicos. La primera que marcó distancia, fue justamente la Diputada Ángela Hernández, quien anunció su apoyo a la candidatura del Ex Procurador General de la Nación Alejandro Ordoñez, candidato que como fórmula vicepresidencial presentó al pastor cristiano David Name de la costa caribe colombiana, y quien habría estado en su cargo de manera irregular, dada la presunta ilegalidad de su elección y oficio en su último cargo como servidor público.

Le seguiría el partido cristiano ‘Libres’, el cual a través de la página ‘Cristianos en la Política y el Gobierno’, manifestó en un comunicado que esa colectividad buscará un candidato propio a la presidencia de la República, organizando una consulta interna para seleccionar dicho nombre. Según algunos miembros del partido, el más opcionado es justamente el ex director del FNA, Ricardo Arias Mora, quien en el pasado fue también candidato a la Alcaldía de Bogotá en la más reciente contienda electoral local y quien habría logrado una curul en el Concejo de la capital.

Así, el Consejo Evangélico de Colombia – Cedecol, también emitió un comunicado propio a través de sus redes sociales, en el que se mantiene a distancia de todos los candidatos, dando libertad a sus afiliados, de escoger la mejor propuesta según el criterio de cada uno.

En los días recientes, la Senadora Viviane Morales también manifestó pública y oficialmente sus intenciones de aspirar a ocupar el Palacio de Nariño en el siguiente periodo gubernamental. Su precandidatura se presentó en medio del Partido Liberal, sometiéndose a las reglas que esta colectividad defina para escoger su representante  de cara a las votaciones de 2018. Lo hace mientras resiste las críticas de varios sectores del país, los cuales se preguntan si el impulso que le dio al ‘referendo por papá y mamá’ buscaba medir su poder electoral e influencia política; duda que se ha generado, entre otras cosas, por desistir de hacer apelación al proyecto, una vez fue hundido en el Congreso.

Así las cosas, el grupo más de derecha de esta iniciativa, compuesta por Cañas, Arrázola, Rodriguez y Castellanos, seguirían representando el ala religiosa del Centro Democrático, partido político del ex presidente Álvaro Uribe. Y aunque el Concejal de Bogotá, Marco Fidel Ramírez, desde muy temprano se ha autodenominado como el ‘precandidato presidencial de los cristianos’, algunos sectores no están convencidos de su capacidad política a nivel nacional en las urnas.

En medio del ambiente político del país, parece ser que la iglesia evangélica está más dividida que nunca, pues aunque su discurso sigue apostándole a la unidad aún en medio de la diversidad, lo cierto es que tal variedad de candidatos, irremediablemente dividirán el voto cristiano, y así, posiblemente buscarán alianzas con los políticos tradicionales que logren llegar a una eventual Segunda vuelta.

Lo propio con el Legislativo. Puesto que la ley colombiana busca fortalecer los partidos políticos, los votos en medio de la colectividad son los que conseguirán curules. Si la lista es abierta, llegarán los candidatos dentro de sus listas que obtengan la mayoría de respaldos en las urnas; si es cerrada, los que estén primeros en las listas. Actualmente, los evangélicos tienen muy poca representación en el Congreso y esto históricamente ha ocurrido sistemáticamente.

Por: David A Gaita
Twitter / @dabycito

Anuncios

3 comentarios en “Se resquebraja ‘Gran Pacto evangélico con miras a elecciones 2018’ en Colombia

  1. Buenas tardes divide y vencerás apelativo conocido para generar confucion entre seguidores de una corriente llamese como se llame de acuerdo a este articulo es claro y esta demostrado que quienes han intentado involucrarse en asuntos de orden político teniendo como principal responsabilidad tareas que en un comienzo aceptaron en el cuidado y legado de orientar terminan enredados en asuntos que sabiendo de antemano en principios absolutos dados por Dios se toman atribuciones que no corresponden y con conocimiento saben a donde el sistema establecido en este mundo llevara . es por tal razón que no existe ninguna persona capaz religiosamente en un país laico como colombia y lleno de tanta polarización lograr liderar en torno a una bandera ideas claras que convoquen la elección de quien represente con sinceridad los intereses , principios y fundamentos establecidos puesto que el mundo y una sociedad contaminada no van aceptar en cabeza de alguien que los represente exhorto a que las personas idoneas tomen la vocería y representen con claridad los principios establecidos proclamando la verdad a quienes en medio de tanta corrupción se han desviado bajo sus propios intereses personales los cuales Dios no aprueba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s