Astrología y fe cristiana – Entrevista con Marco Antonio Meza-Flores

El cristianismo de nuestros días ha tomado vertientes inimaginables; muchas de ellas impulsadas por el cuestionamiento a dogmas y creencias que por siglos se han dado por sentados, pero que están en el cernidor de la academia gracias a las herramientas científicas y semánticas disponibles y que han abierto el abanico de hermenéuticas y desarrollo de exégesis bíblicas.

Una de estas, es la posibilidad que muchos cristianos están abrazando de consultar la carta astral y el tarot, aunque en principio y tradicionalmente se crea que las Escrituras condenan su práctica categóricamente. Es por eso que quise hablar con el reconocido psicólogo y reverendo mexicano Marco Antonio Meza-Flores, quien ha estudiado este fenómeno.

Usted es un cristiano bien raro; desarrolla su espiritualidad con Buda y Krishna, mientras sigue con Cristo. Pero además lee la carta astral, ¿Por qué se interesa en ello?

(Risas) La carta astral es una carta natal, es saber leer los astros y los símbolos que estos tienen para tu vida, y así entender el presente y cómo ellos pueden afectarte. Es un juego de predicciones. Lo que pasa es que al cristianismo contemporáneo le da miedo eso, pero jamás se pone a pensar cómo los magos del oriente o zoroastristas encontraron a Jesús y le rindieron homenaje. A mi me interesa todo lo que sea simbólico, somos seres humanos llenos de ellos.

¿Tiene que ver esto con esoterismo?

Todo tiene que ver con el esoterismo. Todo es mágico. El mismo cristianismo es magia pura

Usted dice que el cristianismo se ha apartado de estas prácticas; ¿En qué momento lo hizo y por qué?

¿Por qué?, no lo sé. Tengo mis ideas, mis posturas, creo que el cristianismo se ha ido deteriorando cada día más y más, creo que ahora no es cristianismo, es más cristoferismo, porque la gente adora a Cristo y a Lucifer. Las practicas las dejaron por miedo e ignorancia; basta con leer algunas cosas sobre teología, tarot y astros; la astrología era una ciencia estudiada y hasta importante.

El común del cristianismo cree que la Biblia prohíbe la astrología, la magia, etc; ¿Entonces esto no es así?

El común del cristianismo no lee, sólo repite como periquito las cosas. Los magos que fueron a ver a Jesús usaron la astrología, y la Biblia prohíbe a las magas, no a los magos.

¿Por qué las magas y no los magos?

Habría que leer el texto desde el hebreo y sus contextos. Los adivinos tenían un gran poder político (hoy lo siguen teniendo); de manera que en los relatos bíblicos se mataban a las adivinas pero no a los adivinos. Mercedes Brancher tiene un documento titulado “La violencia contra las mujeres hechiceras”, en donde aborda el tema de una manera magistral.

¿Cómo encontrar respuestas en los astros?

la iglesia (el grueso) es ignorante, no sabe distinguir entre liturgia y doctrina, entre Dios y diablo. Ahora escribo un libro que se llama “mea culpa”, y habla precisamente de que la iglesia tiende mucho a culpar a Dios o al diablo de las cosas que vive, en lugar de hacerse responsable de lo que ella comete. A ella le da pereza leer, estudiar, analizar y discernir. Puedes verlo hoy, satanizan “el tarot”, pero se la pasan declarando y anulando, cosa que en sí misma es magia.

Yo no te puedo decir si mañana tendrás trabajo, pero si te puedo decir por qué no tienes trabajo hoy, gracias al comportamiento tuyo y qué los astros te pueden decir sobre cómo cambiarlo.

¿Cómo pueden las estrellas hablar sobre las personas?

Las estrellas no hablan de las personas, de lo que hablan es cómo afectan a tu cuerpo, cómo te excitan o te inhiben. Nosotros somos temperamento andando, las estrellas nos pueden estimular. Un baño de luna a veces nos tranquiliza, otras nos puede hacer enfurecer. Depende con quien está la luna, dónde y cómo.

En realidad la carta astral te dice las cosas presentes. Pensar que te dice el futuro es complejo, puede predecir lo que pasará si sigues haciendo lo mismo, pero nada más. Aprendí de los chamanes (de verdad) que nada está escrito, que tú tienes la oportunidad de cambiar tu propio guión, pero debes ser maduro y aceptar las consecuencias.

A través de ella puedes saber por qué te deprimes cuando hay luna menguante en marzo (por ejemplo) y con ella puedes usar una técnica para dejar de deprimirte, que contrarreste el poder que hace la luna en ti y que ni sabías. Te dice por qué en invierno sientes que el mundo es tuyo y haces tonterías de las cuales después te arrepientes; entonces buscamos la fórmula para que disfrutes el invierno sin arrojarte de frente a la nada.

¿Cómo se lee la carta astral?

Con mucho cuidado (risas). Esto no lo puedo responder así como así; leer una carta astral no es fácil, aunque muchos charlatanes digan que sí, lleva tiempo y produce cansancio. Se hace necesario conocer símbolos y entenderlos, intentar no ser tan subjetivo y sentarse a leer los tiempos.

La carta astral se hace desde tu nacimiento, y eso le agrega complejidad, porque acá en occidente naces en una fecha específica; por ejemplo, yo nací el 18 de enero de 1977, pero en oriente, no es así; por allá yo nací en abril, como por la tercera semana entre el 14 y el 21, pues fue cuando fecundé el óvulo y peleé por quedarme ahí. Así que por eso es complejo, la astrología como otras ciencias es un arte, no es cualquier cosa. Ahora, que se ha denigrado, es otra cosa, pero para hacer esto se necesitan herramientas o conocimientos precisos y serios.

¿Dónde aprendió a leer la carta astral?

Aprendí simbologías desde pequeño, siempre me han gustado los símbolos. Después en el seminario aprendí a leerlos mejor y mucho más, en ese lugar fue donde conocí a Don Antonio, un chaman de esos de verdad que me ponía en jaque cada vez que podía con sus preguntas sobre teología; él me enseño el amor a la astrología, y sin querer, me mandaba a leer más y más. Aunque no creas siempre fui muy “sana doctrina”, hasta que en realidad me topé con el Dios de la vida, y ahí fue cuando dejé todo para seguirlo.

Estudié mi maestría en religiones comparadas que no acabé por salirme de la iglesia institucional y quedar decepcionado de ese tipo de cristianismo. Comencé a seguir las enseñanzas de Buda y Krishna, y nadie me pastoreó, hasta que el Padre Pedro se acercó e hizo el trabajo pastoral. Él me recordó a Jesús, y creo que después de tantos años me senté a leer los evangelios con otros ojos y me reencontré con él. En ese momento decidí regresar a mis lecturas simbológicas, busqué a amigos chamanes que son científicos, otros que son ingenieros químicos, psicólogos, médicos y hasta tengo uno nutriólogo. Ellos me enseñaron qué leer y leí de todo, todavía lo hago, y aprendo qué quiero y qué no.

Además de la carta astral, ¿Qué otros elementos te hablan? (el cigarrillo, café, etc)

No sé nada de eso, para qué te miento, yo sólo hago carta astral y leo el tarot terapéutico.

¿Cómo es el tarot terapéutico?

Por ese sí te cobro (risas). Pues es la lectura de las arcanos mayores a través de tu energía y los símbolos que ellos tienen, una técnica usada por los protestantes antes y dejada porque los gitanos hicieron sus cosas.

¿No es mejor vivir sin saber lo que dice la carta astral?

Creo que muchos viven así, y sobreviven. Mira, la carta astral sólo revela cosas que posiblemente están veladas en ti o que no quieres ver, te ayuda a ser mejor persona, pero no te adivina el futuro; creo que debes partir por ahí, hablas de “carta natal o astral” y luego luego piensan en adivinación o cosas del futuro, pero no es así.

Se trata de aristas presentes, aprendes a verte desde aquí, desde ahora, sabes por qué te comportas muchas veces así en ciertas épocas del año, y si eres más “ducho”, aprendes a cómo trabajar con eso para ser mejor persona.

 

Marco Antonio Meza-Flores es Licenciado en Psicología por la UT y Licenciado en Teología por el Seminario Teológico Presbiteriano de México, tiene diplomados en Psicología Clínica, Tanatología, Conflictología y Sexualidad; y Mundos juveniles por la UNAM. Es escritor internacional de artículos y libros, ponente nacional e internacional, es reconocido como uno de los perfiladores y terapeutas psicogenealógicos del país, ha sido catedrático de varias universidades privadas de la ciudad de Reynosa.

Actualmente es el Director del Centro de Formación Integral CANAH “Un lugar de esperanza”, Formador de instructores, investigador de áreas de la salud y simbólogo. Está autorizado para impartir en México más de 100 cursos como son: Teóricos de la personalidad, Teorías de la personalidad (perfiles), Psicodinámica de grupos, Psicología Clínica, Diagnóstico Clínico, Entrevista Clínica, Teoterapia, Psicogenealogía, Psicoterapia de Salud y la Enfermedad, Tanatología, entre otros.

Por: David A Gaitan
Twitter / @dabycito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s