“Debemos convivir y reconciliar las diferencias” Jhon Milton Rodriguez – Entrevista

Jhon Milton RodriguezEste carismático pastor, lidera una de las iglesias más grandes de la ciudad de Cali, Colombia; Misión Paz a las Naciones. Su influencia es conocida en la ciudad, habiendo sido en años anteriores presidente de ASMICEV, la asociación de pastores del Valle, la cual ha sido reconocida como ejemplo de unidad cristiana a nivel mundial por sus tiempos de oración y vigilia interdenominacional; labor reseñada en el famoso documento audiovisual, “Transformaciones”.

Hablé con él en ocasión al lanzamiento de su libro “Vida Imparable”, un documento que da pautas para alcanzar el máximo potencial del lector. También comentamos sobre las críticas que se puedan presentar a este, el crecimiento de Misión Paz, la iglesia; y su posición frente al Proceso de Paz del presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las FARC en la Habana.

¿Cuál es el eje central del libro Vida Imparable?

Son principios que una persona puede practicar en su vida. Tratamos de colocar en cada capítulo un lenguaje sencillo, donde un universitario, un niño, un adulto, e incluso, una persona aún no creyente, pueda decir, yo puedo comprenderlo. Porque todo lo que tú puedes comprender, te motiva a practicarlo. Lo que no comprendes, lo dejas como algo que leíste pero nada más. Entonces al ser entendido el principio, se puede mostrar que a través de la firmeza y de la valentía, uno puede alcanzar sus sueños y sus metas.

¿Este es un libro de auto ayuda?

Unos podrían decir que es un libro de auto ayuda, otros que es espiritual, otros de superación, y pienso que cualquiera de estos tres, o la combinación, podría estar bien. Pero para mi concepto, Vida Imparable es un reto a que tu vida cada día esté mejor.

¿Qué lo motivó a escribir este libro?

La gente. Ver su necesidad, verla expuesta a una cantidad de conceptos completamente errados, a complejos, resentimientos, a pensamientos negativos, a un humanismo recalcitrante que hace que las personas se escondan en cuevas de temor, de egoísmo y de religiosidad; también pensé en cómo Dios me llevó a mí a superar esas mismas cosas. Así como Él me ama y me ha ayudado, esos principios los pueden ayudar a todos.

Es paradójico que usted use la palabra humanismo, cuando el libro de alguna manera justamente quiere ayudar al ser humano

Al humanismo que yo me refiero es a aquel que predefine a la gente diciéndole, Usted es así, entonces se queda así, acéptese como está y no tiene necesidad de cambiar; eso es completamente errado. Yo venía de ese movimiento del ateísmo, entonces más o menos comprendo cómo el humanismo trata de simplemente sectorizar la gente. El libro lo que intenta es más bien de decir, ‘salga de su cueva y enfóquese en la grandeza, en que usted, guiado por Dios, puede mejorar cada día su calidad de vida y puede ser de bendición para muchas más personas’.

¿Cómo recibe las críticas al tipo de literatura que escribe?

Uno tiene que partir del hecho de que lo que uno hace tiene un efecto como de onda, al igual que cuando se tira una piedra en el agua. Cuando uno comparte el mensaje del Señor a través de un libro, de una predicación, de una conferencia, un programa de radio o de televisión; debe ser consciente que pasa eso.

En un primer momento tocará a unas personas, en un segundo momento a otras, y mientras eso ocurre, habrá personas que no entienden, otras malinterpretan, otras no estarán de acuerdo; y pienso que es importante saber que el amor parte de aceptar al otro, parte del respeto de la diferencia, con saber que no todo el mundo tiene que opinar igual, que no todos tienen que entender al tiempo que tú esperas que lo hagan, de saber que lo que tú has escrito, lo has hecho con pasión, con amor y con responsabilidad; por eso tú sabes que lo que has escrito no va a hacer mal, sino bien y que descanses en esa soberanía de Dios, de saber que es Él quien abre los espacios en el corazón de las personas para que lo que tú compartes, sea recibido, y además, dé fruto en su corazón, que la gente lea y practique lo que uno escribe.

 ¿Cómo evitar que se piense que usted quiere vender un libro aprovechándose de la necesidad de las personas?

La importancia de Vida Imparable es que no vende un libro, sino que pone al alcance de las personas la oportunidad basada en hechos y en resultados concretos de lo que muchos han vivido practicando los principios de la Palabra de Dios, incluyéndome obviamente a mí. Y cómo ese Dios se ha interesado en que cada día seamos mejores.

Yo por ejemplo arranqué en un estrato menos dos y decía, Dios mío, me voy a quedar aquí. Cuando conocí de Jesús, en mi corazón se albergó la esperanza de que yo podía superarme, podría terminar mi carrera universitaria, hacer cosas importantes, y se metió esa idea en mi corazón y a eso he enfocado toda mi pasión, toda mi vida. Estoy seguro que eso no es de uno, sino que viene  de Dios, quien coloca la idea, pero también la pasión, el ímpetu, la fuerza para que la puedas conquistar. Uno tiene que respetar las críticas, pero es como el ciego que el Señor sanó, ¿Y Cómo fue sano?, le preguntaron; y él respondió, Yo no sé. Lo que puedo decir es que antes no veía y ahora veo.

Uno lee la historia del ciego y dice, que gente tan boba, ¿Para qué pelean con el ciego si este fue sano?, entonces solamente la obstinación humana pelea contra los hechos, la gente sencillamente dice, de eso tengo que aprender para mi propia vida.

¿Cómo responde a quienes piensan que usted es un pastor de una iglesia grande y su éxito depende de las personas que están en ella?

Si yo hubiera sido elegido pastor de una iglesia de 25.000 personas, diría, pues tienen razón; lo que pasa es que yo comencé con tres o cuatro personas, arranqué con situaciones de renunciar a mi área profesional, inicié en un lugar prestado de 30 metros cuadrados, entonces estoy hablando aquí de un proceso de vida desde 1999. Ha sido de sacrificio, de esfuerzo de toda una familia, de trabajo en equipo con mucha gente, porque lo que yo menos podría también negar, es que obviamente me debo a gente muy linda que se juntó a esta visión y que en equipo hemos visto resultados maravillosos. El libro no parte de alguien que aterrizó allí con algo que ya estaba hecho, sino que he visto cómo Dios nos ha guiado en ese proceso sacrifical para ver lo que hoy vemos.

¿Cómo recibe usted iniciativas como la de cobrar impuestos a las iglesias cristianas en Colombia para controlar lavado de activos e enriquecimiento ilícito que se puedan presentar?

Creo que en general lo que el gobierno estudie y que sea beneficioso para la ciudadanía, que garantice los derechos humanos, la equidad en los principios, valores, y aplicación de justicia, es bienvenido. Y si eso tiene que ver con esto, pues que sigan adelante.

Yo pienso que los hombres de Dios, los cristianos, las iglesias y nosotros, no debemos desgastarnos con eso. Jesús lo resolvió muy fácil, le dijo a Pedro, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, y pare de contar. No debemos desgastarnos con eso, simplemente respetar lo que la autoridad diga.

¿Usted apoya el Proceso de Paz en la Habana al igual que CEDECOL?

Sí, estoy de acuerdo con el proceso de Paz en la Habana, siempre y cuando se respete la Constitución y la Ley, se garantice la restauración de las víctimas del conflicto y sea un proceso respetado por ambas partes dentro de ese procedimiento de aval de la población colombiana, a través de su constituyente primario, que es una votación directa de un plebiscito, de la democracia que el país demanda.

¿Y cómo ven a aquellos cristianos que no lo respaldan?

Son temas en los que no quisiera entrar porque no me muevo en la política, pero estos comportamientos hacen parte de la democracia de un país y debemos convivir y reconciliar las diferencias.

Por: David Gaitan
Twitter / @dabycito

Anuncios

2 comentarios en ““Debemos convivir y reconciliar las diferencias” Jhon Milton Rodriguez – Entrevista

  1. Le doy gracias a Dios, por usar a ese hombre llamado Jhon milton nuestro pastor, q tiene tanta sabiduria y tanto amor para brindar a todas aquellas q necesiten escuchar la voz d Dios, gracias por tus palabras tan llenas de sabiduria; me siento muy orgullosa de pertenecer a esa flia de fe.

  2. Que bendición como le damos gracias a DIOS por mi apóstol…ojala en esta ciudad conociéramos de cerca la labor que como MPN estamos haciendo……BENDICIONES MI APOSTOL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s