Pintura Cuántica Espiritual, una expresión que se está tomando los púlpitos cristianos

bethel-paintersDesde hace algunos años, resulta familiar encontrar imágenes de artistas pintando lienzos en medio de momentos musicales en algunas iglesias cristianas durante sus celebraciones, congresos, seminarios y cultos.

El tiempo de los cantos congregacionales, que poco a poco ha sido reconocido como tiempo de alabanza y adoración; es el escenario propicio para que pintores, artistas plásticos y aficionados afinen sus pinceles para crear obras sobre lienzo u otros materiales artísticos; en ejercicio de lo que ellos denominan como adoración artística, pintura profética, adoración profética, fluir de adoración, etc.

El concepto de adoración profética no es nuevo. Desde hace más de dos décadas, varias congregaciones, principalmente pertenecientes al movimiento Apostólico y Profético; han adoptado una manera diferente de ver la música, los cantos, la danza y expresiones artísticas dentro de la liturgia. Estas, están marcadas por la espontaneidad, largos periodos de tiempo musical o de adoración, cántico nuevo (no seguir una canción compuesta, sino dar libertad a la creatividad para expresar a través de canción lo que se está pensando y sintiendo en el mismo momento de la música comunitaria).

Una práctica que habría nacido en los Estados Unidos y Canadá al interior de los avivamientos proféticos, con reconocidos exponentes como Jerry y Kimerly Rivera, Jason Upton, Toronto Airport Church, International House Of Prayer (IHOP) y Bethel, entre otros. Para Latinoamérica, varias congregaciones han adoptado este mover. Una de las más grandes promotoras es Ana Méndez Ferrel, el boliviano Fernando Orihuela y el reconocido cantante Marcos Brunet.

nathanPara Nathan Poveda, un joven Bogotano que impulsa la pintura profética, “el arte plástico es una expresión similar a la música, la cual contiene melodías y armonías que pueden conectarte con Dios. En el caso del arte visual sucede algo similar, el color tiene frecuencias y ondas que vibran visualizando notas musicales en el lienzo. Cuando pintas, se conecta tu espíritu con el de Dios creando nuevos matices como la letra de una canción espontánea. A este arte se le llama Arte Profético”.

Él está promoviendo el movimiento “Pintura Cuántica Espiritual”, como una nueva corriente artística en donde se fusionan el color, la espiritualidad Cristo céntrica y la física cuántica en una pintura, mostrando una nueva visión del arte.

“Yo tomo la física cuántica en cuanto al estudio de la luz y sus propiedades. Gracias a esta luz, es que el observador puede ver formas o figuras estimulando las células fusiformes del ojo, llegando al cerebro en su lóbulo occipital, reflejando lo que habita en su interior. La luz es la fuente más interesante de nuestro entorno, sin ella no podríamos concebir los colores; a lo que yo llamo un milagro visual. Mi trabajo es volver al diseño original de interacción Dios – hombre, por medio de la cuántica, la teología y el color” manifiesta Poveda, quien se inspira en los tiempos de adoración para crear sus obras.

Sostiene que su trabajo es Bíblico y es una expresión que agrada a Dios, es su manera de adorar. “Mi fuente bíblica la tomo por un llamado personal que Jesús hizo a mi vida por medio de éxodo 31:1-5. A partir de este versículo, la física cuántica y el estudio de la luz es descrita en la Biblia.

Cuando Jesús en juan 8:12, específica que él es la luz del mundo, es en ese momento que mi enfoque se dirige a utilizar la luz física y la luz espiritual para llevar a todo el que la observe, a Cristo”, explica.

“El arte profético es una de las cosas que Dios está restaurando en la tierra, este es inspirado por él mismo. Como sus servidores, él nos da a cada ser humano talentos y dones, los cuales los hacemos reales para compartir con otros. El arte profético es un mecanismo para manifestar el reino, es hacer presente una palabra que viene del cielo como acto profético, es poner la Palabra de Dios en algo visual para que tenga un efecto sobre una atmósfera. El arte tiene una esfera de gobierno sobre un lugar, ya sea oscuro o de bondad. Cuando hablamos de arte profético lo que pretendemos es que la atmósfera sea cambiada trayendo también un cambio en el ambiente, ´el cielo en la tierra´. Una de las cosas que debemos tener en cuenta es que al pintar, parte de nuestro espíritu es impregnado en la obra, de esta manera lo que colgamos en nuestras paredes tiene una influencia espiritual y es por eso que Dios está reestableciendo las artes. Este arte profético no es mágico ni hay que verlo como algo alejado de la sana doctrina, por el contrario, Dios prometió restaurar todas las artes, siendo de suma importancia el prestar atención a su voz  para estos tiempos”, concluye el joven artista, quien también vende sus obras a precios accesibles para quienes deseen ser parte de este movimiento.

Poder Eterno
Poder Eterno – Nathan Poveda/ Oleo sobre Lienzo. 2015

Por: David Gaitan

2015

Anuncios

5 comentarios en “Pintura Cuántica Espiritual, una expresión que se está tomando los púlpitos cristianos

    • Hay un gran problema al pensar que como cristianos no podemos vender nada, todo debe ser espiritualizado, pero el problema es que tenemos un cuerpo, seguramente el mal llamado “Arkangel” debe vivir en el tercer cielo y no necesita dinero para vivir.

  1. Quiero apelar a la sensatez más que a la espiritualidad en este caso específico porque considero loable y admirable el trabajo y la manifestación de amor al Señor de este artista Bogotano. Dando por sentado que, según la escatología, la palabra “profecía” viene de la palabra griega “prophanai” que se define como “pro”, que quiere decir “antes”, y “phanai”, que quiere decir “hablar” (de ahí que se refiere a eventos que se dice, sucederán por palabras habladas de antemano y es por eso que la profecía es una predicción, pronóstico, un anuncio anticipado de eventos futuros a ocurrir), contextualizar un movimiento artístico como “profético” me parece un poco osado por no llamarlo desafortunado. Hacer una relación entre la física cuántica (que es más teórica que otra cosa) con una simbología usada por el escritor bíblico para referirse a Jesús como “la luz del mundo” no termina de parecerme un argumento valedero para que una actividad, sea la que sea, se incorpore al momento santo cuando nos dedicamos a la alabanza de la gloria de su gracia (de Dios), que es a lo que nos reunimos cuando cantamos en la congregación. Establecer una correlación entre la música, sus melodías y armonías con las artes plásticas como conexión con Dios me deja vacíos profundos ya que la música, como expresión de la adoración a nuestro Dios tiene una muy amplia relevancia y referencia en el texto bíblico de la que carecen otras expresiones artísticas como parte de nuestro culto racional. La alabanza y la adoración expresadas musicalmente se vinculan directamente con la manera en la cual se relaciona la creación con su Creador y, dicho sea de paso, es el momento para enfocarnos en los atributos de Dios y no en nuestras sensaciones, sentimientos o expresiones por más intrínsecas y espirituales que puedan ser. La alabanza y la adoración son un lenguaje poderoso que da honra y gloria a quien lo merece por eso cuando alabamos y adoramos al Señor en voz audible dándole gracias a Él por sus promesas, por quién Él es y por lo que Él ha hecho por nosotros, es un precioso momento en el que somos edificados y nuestra fe se fortalece porque, además, la fe es por el oír la Palabra de Dios y que mejor si sale de nuestras bocas (allí también radica la importancia de cantar las verdades bíblicas). En el ámbito netamente físico y fisiológico del ser humano como creación de Dios, la música con la que se alaba y adora a Dios genera, desarrolla y promueve una serie de reacciones físico-químicas en y desde el cerebro que no son comparables con ninguna otra expresión artística porque fuimos DISEÑADOS para tal fin. Mi intención de ninguna manera es la de demeritar el hermoso trabajo de los artistas pero considero indispensable llamar a las cosas por lo que son ajustándonos al plan perfecto de Dios, por eso apelo a la sensatez más que a la espiritualidad ya que por muy bienintencionadas que sean las manifestaciones del adorador debemos conservar un orden santo, según el perfecto diseño divino. Como artistas pueden desarrollar su arte sin perderse del momento de intimidad, confianza, postración, unión y amor que se alcanza al cantar alabanzas a nuestro Dios en la congregación de los santos.

    • No estoy a favor de esta practica (al igual que tu), solo te invito a que investigues mas tus términos, por que el cromatismo existe tanto en la música como en la pintura, y creo que es donde esta el punto fuerte de esta doctrina, repito que no estoy a favor, y el hecho de que los colores estén presentes en ambas artes no se me hace una razón terminal para fallar a favor de esta practica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s