*** Debes sujetarte a tu líder y rendirle cuentas***

Podría considerarse aceptable el hecho de buscar ayuda en alguien para “rendir cuentas”; Sin embargo, esta figura se ha tornado invasiva y hasta controladora-manipuladora desde quien “ejerce la autoridad”. Una lectura al fenómeno puede ser que al hombre le gusta estar sometido, que le digan qué debe hacer y qué no; En su defecto, podría convertirse en una necesidad que alguien más dicte reglas de comportamiento para generar disciplina.

Quienes ejercen el liderazgo siempre tendrán una ventaja relacional sobre los demás. Estos individuos, quienes obedecen a una ideología colectiva, se convierten en “decodificadores” del mensaje y la voluntad de Dios, mezclando razonamientos y creencias personales con dogmas escriturales; caldo de cultivo perfecto para la opresión, censura y autoritarismo.

Cuando esto sucede, se está entrando en el terreno peligroso de la esclavitud; Aquella que Cristo quiso erradicar con su obra en la cruz. Usualmente con este tipo de prácticas, se está rindiendo la voluntad propia a la voluntad de alguien más, quien subjetivamente darán instrucciones desde su experiencia y en el mejor de los casos, desde su hermenéutica bíblica. Ambos peligrosos.

De lo anterior, resulta imperativo que cada quien pueda acercarse al texto Bíblico y verse reflejado en él. A través de esto, el Espíritu Santo convencerá de pecado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s